Feeds:
Entradas
Comentarios

Bueno gente, comparto con uds parte de un libro que me resultó de los más interesante, y que, a mi juicio, dá para hablar y para pensar. Si bien no soy partidario del “copiar y pegar” hay casos en que el desarrollo hecho por los autores resultan muy buenos, y que por una cuestión de respeto no les modifico nada, salvo algún error de ortografía que encuentro.
La baja calidad de los gráficos se debe a que son los originales del libro, pasados por Paint para poder colgarlos en este informe con un peso bajo.

[… El tema de la capa de ozono, su famoso agujero de la Antártida y la acción destructora que tendrían algunas substancias hechas por el hombre, se inscribe en la categoría de fraude total y absoluto, desde el principio hasta el fin. Hacia fines de la década de los 20, los químicos de la empresa Du Pont producen y lanzan al mercado una familia de gases conocida como Cloro Fluoro Carbonos, por estar su composición química basada en las moléculas de Cloro, Flúor y Carbono.

Las fórmulas más ampliamente usadas desde entonces, se comercializaron bajo el nombre de Freón-11 y Freón-12, siendo sus fórmulas respectivas: CFCl3 y CF2Cl2, es decir: una molécula de Carbono, dos de Flúor y dos de Cloro para el Freón-12, y una de Carbono, una de Flúor y tres de Cloro para el Freón-11.

La familia de los Freones ha sido considerada como uno de los productos más extraordinarios que haya inventado el Hombre. Eran demasiado maravillosos como para que alguien no les descubriera una contra. En 1974, los químicos F. Sherwood Rowland y Mario Molina, dieron su primera alerta sobre los CFC, prediciendo que no se desintegrarían rápidamente en la baja atmósfera y, que de «alguna manera» llegarían hasta la estratosfera, dando nacimiento a su famosa Teoría del Ciclo Catalítico del Cloro o Teoría Química de la destrucción de la capa de ozono.

Ciencia y Política

A menudo, los científicos, industriales y políticos toman posiciones enfrentadas en lo relativo a las políticas que se refieren a las prohibiciones de orden público. Los políticos creen que una simple conclusión científica de “es bueno” o “es malo” es suficiente requisito para promulgar prohibiciones que resultarán costosas para la industria y para el público en general. Por su parte, los científicos creen casi siempre que están en condiciones de proporcionar esas conclusiones. Sin embargo, cualquier asunto científico que tenga algo que ver con el mundo real, es con frecuencia imposible de simplificar hasta el punto de ofrecer ­ sin sombras de dudas ­ las respuestas simples y rápidas, y al mismo tiempo confiables, que exigen los políticos sin saber que, en ciencia, nada es totalmente negro o totalmente blanco.

La Teoría Química

La edición de Sept-Octubre 1990 de la revista CIENCIA HOY, vol. 2, No. 9, págs. 41-48, publica un artículo de Luis V. Orce, del Depto. de Radiobiología de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y del que se cita textualmente:

“Hacia 1974, dos investigadores de la Universidad de California, Mario Molina y Sherwood Rowland, observaron que la producción anual de CFC alcanzaba una cifra cercana al millón de toneladas anuales y dedujeron que tratándose de compuestos tan estables debía de haber miles de toneladas de ellos en alguna parte. En consulta con algunos expertos en dinámica de la atmósfera concluyeron que los CFC liberados en la Tierra, al igual que cualquier otro gas más liviano que el aire ,tenían que ser dispersados por los vientos a toda la atmósfera, independiente-mente del lugar desde el que partieran. En una marcha lenta pero segura, las corrientes ecuato-riales ascendentes deberían transportarlos hasta la estratosfera, hacia un inexorable encuentro fotoquímico con la radiación ultravioleta solar más energética. Los estudios de laboratorio de Molina y Rowland demostraron que los químicamente inalterables CFC son poco estables ante la radiación UV-C, pues se produce una reacción fotoquímica que da lugar a la liberación de átomos de cloro (Cl’). Sobresimplificada, esta reacción puede esquematizarse así:

Cl3CF + hv ( < 230 nm) —-> Cl2CF + Cl’ [ I ]

“Los átomos de cloro que se liberan son muy reactivos y muchos de ellos colisionan con átomos (sic) de ozono (debería decir moléculas) produciendo monóxido de cloro (ClO) y oxígeno molecular:

Cl’ + O3 —-> ClO + O2 [ II ]

“Pero allí no termina todo. El monóxido de cloro puede reaccionar con átomos de oxígeno producidos en la reacción [ I ] del texto principal, y se regenera así el cloro atómico:

ClO + O’ —-> O2 + Cl’ [ III ]

“Los átomos de cloro liberados cierran el llamado “ciclo cloro catalítico del ozono”. Se estima que un solo átomo de cloro liberado de un CFC puede dar origen a una reacción en cadena que destruya 100.000 moléculas de ozono.”

“Sin embargo, este ciclo catalítico puede ser bloqueado por dióxido de nitrógeno (NO2), uno más de los tantos gases atmosféricos. El NO2 puede “secuestrar” monóxido de cloro producido por la reacción [ II ] mediante una reacción química en la que se forma nitrato de cloro (ClNO3)

:NO2 + ClO —-> ClNO3 [ IV ]

“Esta combinación es conocida como “reacción de interferencia”, ya que bloquea la degradación del ozono producida por derivados de CFC.

Primera Observación

He destacado en el texto la frase: «al igual que cualquier otro gas más liviano que el aire. . . », refiriéndose a los CFC, porque este es el punto sobre el que se basa la acusación a los CFC, y su consiguiente pedido de erradicación del mercado comercial. Analicemos el asunto bajo la luz de los hechos científicos aceptados por el 100% de los científicos del mundo. La tabla siguiente muestra los pesos atómicos de algunos de los gases que componen la atmósfera de nuestro planeta, y de su análisis podremos sacar algunas conclusiones.

PESOS MOLECULARES Y DENSIDAD DE ALGUNOS GASES DE LA ATMOSFERA

HIDROGENO (H2) = 2,016 — HELIO (He2) = 8,0

OXIGENO (O2) = 32,0 — NITROGENO (N2) = 28,02

Peso molecular promedio de la atmósfera Terrestre: 29,01

PESO ATOMICO DE ALGUNAS MOLECULAS

Oxígeno (O) : 16,00 – Carbono (C) : 12,01 – Flúor (F) : 19,00 Cloro (Cl) : 35,50 — Hierro (Fe) : 55,8

Peso Molecular del Freón-11 (Cl3FC) : 137,51

Peso Molecular del Freón-12 (Cl2F2C) : 121,01

Como es fácil de advertir, si se libera HIDROGENO o HELIO a la atmósfera, subirán hasta la estratosfera porque son mucho más livianos (tienen menor peso densidad) que la atmósfera. Es sabido que esta capacidad de los gases Hidrógeno y Helio se usa para inflar globos meteorológicos que suben hasta la estratosfera (y globos para niños, también!).

Por su parte, el más liviano de los Freones (el Freón-12) pesa 4,10 veces más que el aire, y el Freón-11 es 4.66 más denso que la atmósfera. Esto hace que los CFC, molécula por molécula, sean entre 2,16 y 2,46 veces más pesados que el Hierro, cuyo peso molecular es de 55,8. Por lo tanto, los CFC se comportan de la misma manera que lo hace el hierro: cuando un objeto de hierro es liberado de la mano, cae hacia tierra a una velocidad que depende de su forma, de su peso y la densidad del aire.

Los CFCs tienen el mismo comportamiento, pues al ser 4,66 más densos que el aire, descienden a niveles inferiores cuando son liberados. De hecho, esta característica de los Freones los hizo (y los sigue haciendo) el medio ideal de construir u obtener perfectas «tapas a medida» para cubetas de reveladores fotográficos ­altamente oxidables­ para aislarlos absolutamente del oxígeno ambiental, evitando la rápida oxidación de los reactivos y consiguiente pérdida de actividad química. Es fundamental que se entienda muy bien y no se pierda de vista que:

LOS CFC NO “SUBEN” A LA ESTRATOSFERA:

¡SON DEMASIADO PESADOS!

Seguir leyendo »

El experimento de Rosenhan fue una prueba sobre la validez del diagnóstico psiquiátrico que llevó a cabo David Rosenhan en 1972. Fue publicado en la revista Science bajo el título “On being sane in insane places” (“Sobre estar cuerdo en centros para locos”).

David Rosenhan

Un día, en 1972, al doctor Rosenhan se le ocurrió una extraña idea. Llamó por teléfono a ocho amigos y les preguntó si tenían algo que hacer durante el próximo mes. Cuando Rosenhan les explicó lo que se proponía, todos dejaron de lado su agenda, sus trabajos y sus vidas familiares y respondieron que no. No tenían nada que hacer en absoluto durante el próximo mes.

La semana siguiente fue extraña para David Rosenhan y sus ocho amigos. Ninguno de ellos se duchó, afeitó, depiló ni lavó los dientes. Además, es probable que el experimento que se proponían llevar a cabo los estuviera poniendo bastante nerviosos. Por fin, una mañana, se levantaron de la cama y se vistieron con ropa manchada o vieja. Salieron de sus casas y se dirigieron, cada uno de ellos, a un hospital psiquiátrico con servicio de urgencias. Eran hospitales de todo tipo, desde los más lujosos a los más baratos. Hospitales psiquiátricos repartidos por todos los Estados Unidos.

Cuando fueron atendidos solo mintieron en su nombre y en su residencia. El resto de datos que proporcionaron eran completamente ciertos. Por fin, en todos los casos, en todos los hospitales, el médico les hacía la pregunta crucial.

    -¿Por qué está usted aquí, señor?
    -Oigo voces -respondían todos.
    -¿Voces? ¿Y qué dicen?

    ¡Zas! -respondieron todos.

Seguir leyendo »

Asesinato colateral

Video de militares norteamericanos masacrando periodistas

El portal periodístico WikiLeaks -especializado en informes anónimos y documentos filtrados- difundió el día 5 de abril un video clasificado de las fuerzas armadas norteamericanas que muestra el asesinato indiscriminado de más de una docena de personas en el suburbio iraquí de Nueva Bagdad, incluyendo dos trabajadores de prensa de Reuters. Inicialmente, los militares norteamericanos declararon que todos los asesinados eran “insurgentes”.

Reuters ha estado intentando obtener el video a través del Acta de Libertad Informativa (Freedom of Information Act), desde que sucedió el ataque en julio de 2007, sin éxito alguno. El video, filmado desde el área de tiro de un helicóptero Apache, muestra claramente el asesinato de un fotógrafo herido de Reuters y de las personas que intentan rescatarlo. Dos niños involucrados en el rescate fueron también heridos seriamente.

http://www.collateralmurder.com/

Versión breve (subtítulos en inglés)

Seguir leyendo »

Botella salvavidas

El ingeniero inglés Michael Pritchard ha inventado una botella con un filtro que logra potabilizar, en cuestión de segundos, hasta el agua más repugnante.

EL TAO QUE PUEDE SER NOMBRADO… NO ES EL TAO DE LO ABSOLUTO

“El Tao que puede ser nombrado no es el Tao de lo absoluto”. Con esta sencilla expresión, el Pensamiento Oriental derrama la consciencia de que el hombre reside, permanece y continúa en una realidad relativa.

Además, nos manifiesta cómo todo el acontecer está bajo la dinámica de lo subjetivo. Hoy que se habla de “objetividad”, la moderna Física Cuántica nos muestra cómo la estructura íntima de la materia se desarrolla bajo principios tales como los de “Causalidad”, el de la “Incertidumbre” y los criterios de la “Probabilidad”.

En este sentido, hay una equiparación -salvando el lenguaje- en la sentencia de Lao Tse (filósofo de la Alta Antigüedad, al que se la atribuye el texto Tao Te King o El Libro del Tao) que sentenciaba con la frase primera la opción que tiene el hombre de vivir bajo una característica de continuo relativismo y subjetividad.

Esto le da a la dinámica de la existencia una flexibilidad, una creatividad, un desarrollo y una evoluciónilimitados.

Seguir leyendo »

La linaza y la Dra. Johanna Budwig

La Dra. Johanna Budwig se reconoce internacionalmente como una autoridad mundial en grasas y aceites. Ella fue una de las primeras en darse cuenta del efecto perjudicial de los métodos de procesamiento de los ácidos adiposos esenciales.

Johanna Budwig

Las dos grasas esenciales se definen como alpha-linolenic (LNA), una omega de 3 ácidos adiposos, y linolenic acido (LA) omega 6, ácidos adiposos. Ellos son dos de los 90 alimentos nutritivos esenciales para la buena salud. Los alimentos nutritivos esenciales se deben obtener a través de una dieta y no pueden ser biosintetizados por el cuerpo humano. Una deficiencia del acido alfa-linolenic o acido linolenic puede provocar un metabolismo adiposo y defectuoso.

Los ácidos adiposos esenciales se encuentran mayor y a abundantemente en semillas de aceite sin adulteración. El aceite de la semilla de lino es uno de los indisputados campeones, conteniendo ambos ácidos adiposos en cantidades apreciables, y especialmente el Omega 3, del cual la mayoría de la gente tiene deficiencia.

El lino es la fuente natural mas rica en ácidos adiposos Omega 3 hasta con un 57% de acido alpha-linolenic. Las grasas esenciales se clasifican como ácidos adiposos sin saturación. Esta clase de grasas son relativamente inestables cuando son expuestos excesivamente al calor, a la luz y al oxigeno. Grandes métodos de procesamiento comercial emplean estos destructivos elementos, además de métodos químicos, para efectivamente saturar los ácidos adiposos previamente sin saturación. Este mecanismo anula las grasas esenciales propias del Omega 3 y 6, transformándoles totalmente en grasas saturadas y alteradas (hidrogenadas trans-isomers).

Seguir leyendo »

La viruela es una enfermedad infecciosa grave de la cuál, actualmente, no existen casos activos conocidos en el mundo. El último cuadro registrado fue en 1977 en Somalia.

La causa es una infección por el virus de la variola, y se presenta como un cuadro febril intenso con erupción cutánea en forma de pústulas exudativas.

Antivariólica (Variolea Vaccínea)
El nacimiento del fraude

En mayo de 1796, Edward Jenner, en base a la “superstición que existía entre las mujeres lecheras de Gloucestershire, según la cual toda persona que hubiera tenido viruela de la vaca jamás padecería viruela”,1 inoculó a un niño llamado James Phillips con la linfa de una pústula de viruela de la vaca, hallada en la mano de una ordeñadora.

” fue sobre la base de este único experimento que Jenner lanzó su descubrimiento al mundo, afirmando que la viruela de la vaca era un profiláctico contra la viruela, y para dar un tono científico a su anuncio denominó a la viruela de la vaca con el nombre de “Variolae Vaccinae” (viruela de la vaca)… parecería poco creíble la idea de que en todas de facultades de médicos y cirujanos se hayan tragado la teoría presentada por un boticario de campo sin título, en base a un experimento de escasa seriedad”

Sin embargo, existía una muy buena razón que explicaba el apuro de los médicos por aferrarse a un mito infundado y prodigar elogios, crédito y dinero – 30.000 libras que a fines del siglo XVIII significaban una gran fortuna – al emprendedor Jenner. Anteriormente la Facultad Real de Medicina había declarado, en un intento por proteger su inoculación de la crítica extranjera, que: “cuenta con la mayor estima de los ingleses quienes la practican entre ellos de manera más extensiva que antes… la facultad la considera altamente saludable para la raza humana.”

Sin embargo, en 1838 surgió una nueva violenta epidemia de viruela a causa de la inoculación, las autoridades habían finalmente visto suficiente; la práctica fue prohibida bajo amenaza de prisión en el año 1840.

Seguir leyendo »